04 junio 2014

Richard Griffiths un gran actor que ha muerto

Richard Griffiths fue uno de esos grandes actores de reparto de la escena y las dos pantallas inglesas. Fallecido el jueves a consecuencia de las complicaciones sufridas tras una operación de corazón, fue distinguido en 2008 con la Orden del Imperio Británico. 

En lo que a su actividad estadounidense se refiere, cuando en 2006 protagonizó en Broadway History of Boys, mereció el premio Tony al Mejor Actor Principal. Culminó así una brillante gira internacional al frente de aquella pieza de Alan Bennett que, bajo la dirección de Nicholas Hytner, le mantuvo ocupado durante años.

Tan frecuente en las producciones de Hollywood como el resto de los intérpretes ingleses de peso, los espectadores españoles supieron del buen hacer de Griffiths por los personajes a los que dio vida en títulos como Superman II (Richard Lester, 1988), Greystoke (Hugo Hudson, 1984) o Sleepy Hollow (Tim Burton, 1999), entre otras recodadas cintas. Pero la popularidad le vino dada por su creación del tío Vernon Dursley en la saga de Harry Potter. Precisamente ha sido Daniel Radcliffe, el popular intérprete del niño mago, quien ha recordado con emoción a su veterano colega: «Estuvo a mi lado en dos de los momentos más importantes de mi carrera y fue un honor conocerle».

Nacido en Yorkshire en 1947, Richard Griffiths fue hijo de padres sordomudos, al igual que el gran Lon Chaney. No hay duda de que la minusvalía de sus progenitores, que le obligaba a desarrollar pequeñas pantomimas para comunicarse con ellos, debió ser determinante en su futura vocación interpretativa. En cualquier caso, sus primeros años fueron difíciles. Se escapó con frecuencia de casa y abandonó sus estudios a los 15 años para emplearse cargando maletas en una estación. Vuelto al redil de hogar paterno, recibió sus primeras clases de interpretación en el Stockton & Billingham College, del que pasó a la Manchester Polytechnic School of Drama. El futuro intérprete de Shakespeare -aún se recuerda su Falstaff de Las alegres comadres de Windsor- acababa de ponerse en marcha.

Tras estrenarse en la televisión en una entrega de la serie Crown Court emitida en 1974, Griffiths debutó en el cine de la mano de Brian Gibson en La rockera (1980). Después llegaron personajes secundarios en dos de los filmes más señalados de 1981: Carros de fuego, su primera colaboración con Hugh Hudson, y Ragtime, a las órdenes de Milos Forman. Para Richard Attenborough fue el Collins de Gan-dhi (1982) y para Lindsay Anderson el Bernie de Britannia Hospital (1982). Pero habría de ser ese tío Vernon de la saga de Harry Potter el personaje al que el público acabará asociando a Richards Griffiths de forma indeleble. Lo interpretó por primera vez en 2001 a las órdenes de Chris Columbus en Harry Potter y la piedra filosofal.

Richard Griffiths, actor, nació el 31 de julio de 1947 en Thornaby-on-Tees (Reino Unido) y falleció el 29 de marzo de 2013 en Coventry (Reino Unido).

No hay comentarios:

Publicar un comentario