22 mayo 2018

Lo tiene todo, tirano, cinico y estupido

EL final del tirano rojo», ha titulado The Sun. Habrá que destruir rápidamente las fotos tomadas en 1978, cuando el Gobierno británico le recibió con toda la pompa, la Reina Isabel le condecoró con la Gran Cruz de Caballero y el rumano impuso en el pecho de la soberana la Estrella de la República de Rumanía. Qué bonita, aquella foto, el matrimonio Ceaucescu de gran gala flanqueado por la Reina Isabel y su esposo. Dicen que aquel fue el gran día de este comunista primario: pudo cumplir su sueño de dormir en Buckingham Palace. Según se ha sabido, los ingleses le dieron el gusto porque querían colocarle, y lo consiguieron, 82 aviones de combate sin preguntarse a quién machacaría con ellos. «Creíamos sinceramente que Ceaucescu podría ser un líder comunista moderado», han dicho ahora sin sonrojo funcionarios del Foreing Office, mientras siguiendo instrucciones del Gobierno la Reina Isabel cancelaba el título de Caballero y devolvía, no se sabe a quién, la condecoración que le impuso el líder rumano. No es sólo el Reino Unido el que le dio a Ceaucescu honores con los que ensorbecerse. Al que ahora, y con razón, se califica de sátrapa, genocida, ser abyecto, stalinista y rata de cloaca, le impusieron condecoraciones y quedaron bien lucidos los máximos dignatarios de Francia, la República Federal de Alemania y Suecia, por citar algunos países sin sospechas de concomitancia con lo que el dictador rumano representaba. Y pásmese: de «puente entre las naciones con puntos de vista diferentes» le llegó a calificar Carter cuando le recibió en la verde pradera dela Casa Blanca. Puede que tratase de venderle más aviones.


Tal vez le condecoró también España. En los años de Suárez en la Moncloa, la raza de los servidores del Estado español, que como todos los servidores del Estado igual ponen la estampilla bajo la democracia que bajo la dictadura, sonrieron a Ceaucescu y a su esposa Elena, les rieron las gracias y levantaron con ellos su copa de champaña francés. En aquella jornada histórica en la que el presidente de una restablecida democracia y el representante de una sólida dictadura estrecharon sus manos con la hipocresía típica de estos casos, los Ceaucescus camparon por sus respetos por los salones de la Moncloa. Que se sepa, sólo la esposa de aquel truhán mexicano que alcanzó la presidencia, López Portillo, se portó durante su visita a España con la desfachatez de Elena Ceaucescu. Si para la mexicana hubo que buscar un tipo de tapa especial para la taza del wáter, derribar en Canarias el tabique de la suite del hotel porque no entraba el piano de cola que había pedido y enviar en avión especial desde Canarias a Barcelona el sujetador que la dama se había olvidado y sin el cual se negaba a asistir a la cena de gala, la rumana se paseó por los despachos de la Moncloa como si fuese su casa: del despacho presidencial en el que se había metido sin que nadie lo advirtiese la sacó un ujier que la encontró bajándose la falda. Igual se había metido entre las bragas un candelabro o un pisapapeles.

Ya se sabe que estos autócratas son como niños y una vez tienen un par de centenares de millones de dólares en un banco suizo llevan su obsesión cleptómana hasta los portalámparas. Puede pensarse que en aquellos años la diplomacia española creía que este matrimonio no era tan perverso com ya anunciaba Amnistía Internacional. Para el despiste español cabe también el justificante de que después de haber servido al franquismo, al espíritu del 12 de febrero y a la transición, un ministro de Exteriores como Marcelino Oreja debía estar un poco desorientado sobre el papel que interpretan los diferentes actores. Situémonos en un domingo de finales de hace justo un año. Lugar, Barcelona. Han terminado las jornadas sobre la perestroika celebradas en el CIDOB y unas pocas personas comen en el reservado del restaurante Jaume de Provenza. En un momento dado de la distendida conversación, sale el tema de Rumanía. Fernando Claudín, Xavier Rubert de Ventós, Carmen Claudín, Josep Ramoneda, critican la fiebre remodeladora de Ceaucescu, que aniquila barrios y pueblos enteros, con traslados forzosos de población. Fernández Ordoñez calla y escucha.

De repente, un fiel servidor del Estado que puedo identificar como asesor de la Moncloa para política exterior, decide abrir la boca y deja helado al personal al afirmar que en torno a la figura de Ceaucescu hay orquestada una gran campaña y que todo eso de las barbaridades que está haciendo con el país hay que ponerlo en cuarentena. Qué sagacidad. Si la visión política de los asesores de la Moncloa sobre temas exteriores es de este calibre hay que preguntarse por qué no los despiden a todos y ahorran gastos al erario público. Aquel cretino, con perdón, sólo calló a regañadientes cuando una Carmen Claudín huracanada le vino a decir que lo que él estaba defendiendo era impresentable, y suerte que el ministro acabó rápidamente con el postre y así pudo levantar la sobremesa. Pobre Ceaucescu, pobre Elena. Tan autócratas, tan stalinistas, tan abyectos, tan mimados por los que debían repudiarlos y unas veces por cinismo, otras por venderles armas, otras por estupidez, estrechaban sus manos y decían que sí, que Nicolae era comunista pero que era un tipo abierto. Coño. Un tipo abierto.

Monseñor Laboa tenía un despacho pequeño pero clave en una de las congregaciones poderosas del Vaticano. Monseñor Laboa a poco que el prefecto le dejase tranquilo te subía a la terraza del edificio, ubicado en una esquina de la Plaza de España, y te enseñaba el maravilloso paisaje de las casas romanas vistas desde arriba, terrados multicolores en los que hay desde gallineros a pseudobabilónicos jardines colgantes. Monseñor Laboa era un curial progresista que tomaba café en el bar ubicado frente a la Embajada de España, nadaba en la playa vaticana en la que los monseñores se tuestan al sol mientras hablan de los últimos chismes, no sentía ninguna simpatía por Marcinkus y sabía comer bien en el Mario de la Via de la Vite, donde degustaba excelente cocina toscana. Tengo el recuerdo de una tarde romana en la iglesia española de Nuestra Señora de Montserrat, con un Laboa sonriendo divertido al lado del cardenal Tarancón, que después de beberse un coñac y fumarse un habano analizó el Sínodo recién terminado y no ahorró ninguna ironía al analizar el pensamiento del Papa polaco. Monseñor Laboa era un prelado de peso en la Curia.

Un prelado lo suficientemente incómodo como para ser amigo de O'Keefer, el jesuita brazo derecho de Arrupe al que el golpe de estado del Papa apartó del poder. A Monseñor igual se lo querían quitar de encima en Roma y le ascendieron enviándole de nuncio a Panamá aún a sabiendas que no era un nuncio como Laghi, que en Argentina jugaba al tenis con Videla, o como Innocenti, un «sí, señor» amigo del Opus Dei que vino a España a poner orden tras la apertura de Dadaglio. Gino Belleri, el de la librería Leoniana, un pauliniano que ya ha visto pasar seis papas sobre los puentes del Tíber, debe disfrutar mucho estos días imaginando a su gran amigo Laboa tomándose cafés con Noriega En el Vaticano alguien debe preguntar quién tuvo la ocurrencia de mandar a este hombre nada menos que a Panamá.

14 mayo 2018

Libertad bajo vigilancia

Único país de Europa oriental sin ningún corresponsal permanente al extranjero, desde que un redactor de la agencia de noticias estatal, Agerpress, decidiese quedarse a vivir en París en 1976. He citado a Rumania porque la dictadura de Ceaucescu proporcionó algunos de los ejemplos más absurdos de restricciones contra la prensa. Pero también podía haber mencionado a cualquier otra nación del «bloque».


El primer país que escapó a esta especie de esclavitud periodística fue Hungría. Poco a poco, la prensa húngara empezó a autocensurarse menos y a informar más independientemente. Las autoridades, por su parte, aprendieron una nueva y relativa tolerancia. La prensa, en muchos aspectos, se parece mucho a la occidental, en sus investigaciones, sus frecuentes entrevistas con antiguos disidentes y su elemento sensacionalista. En efecto, Rupert Murdoch ha comprado el 50% de una de las publicaciones más sensacionalistas y más populares, Reform. La televisión húngara se ha vuelto igualmente atrevida. Por ejemplo: emitió un documental sobre la muerte de Imre Nagy, primer ministro durante la rebelión fracasada de 1956, antes de que éste fuese oficialmente rehabilitado por el Gobierno. Pero la situación de la televisión se ha complicado recientemente, en vísperas de las primeras elecciones libres en más de 40 años. En los últimos días, Imre Pozsgay, uno de los líderes del partido gobernante, el socialista -quien también, no lo olvidemos, es el responsable de la campaña electoral de los socialistas- ha abandonado su control de la radio y la televisión, después de ser acusado de haber intentado hacer de los medios electrónicos su propio portavoz. Uno de los mejores periodistas del país, Endré Aczél, fue destituido de su puesto de jefe de información de la televisión, y el nuevo equipo en el departamenteo de noticias está compuesto, según varias fuentes, de grises estalinistas.

Esta ambivalencia se refleja aún más obviamente en el siguiente país que «cayó», es decir, la Unión Soviética. De momento, Mijail Gorbachov se enfrenta a los problemas más graves desde su llegada al poder: la economía y la violencia en varias regiones de la nación. Pero su política de «glasnost» o apertura -la que, en fin de cuentas, ha permitido estas nuevas reclamaciones nacionalistas- también ha representado un cambio radical para los periodistas soviéticos. Ya casi no hay tabúes para la prensa. Pero la pregunta persiste: ¿hasta qué punto sigue el Gobierno soviético considerando a los medios de comunicación como lo hizo el propio Lenin, es decir, como los fieles propagadores de la linea del Partido Comunista (la cual, en este caso, es de «glasnost)»? Hay que recordar que Gorbachov ha advertido varias veces a los directores de periódicos y ha intentando forzar la dimisión del director de Argumenty i Fakty. Polonia ha sido el siguiente país en adoptar reformas. El año pasado, un primer ministro no comunista fue elegido por primera vez en 41 años. Tadeusz Mazowiecki es periodista y ha prometido públicamente asegurar que la libertad de prensa sea la regla y no la excepción. Se han abolido las restricciones sobre la creación de nuevos periódicos, y varias publicaciones nominalmente independientes han aparecido, como Gazeta Wyborcza (cuyo director, no obstante, es el destacado diputado de Solidaridad, Adam Michnik).

Después vino el derrumbamiento histórico del muro de Berlín, hecho realmente inconcebible semanas antes. Es verdad que los alemanes orientales ya habían tenido acceso a fuentes de información independientes, porque casi toda la población -salvo los que vivían en un área alrededor de Dresde apodamada «El valle de los ignorantes»- podía ver la televisión de la República Federal de Alemania. Pero una vez parcialmente liberada la sociedad del yugo del Partido Comunista, los medios de comunicación del lado oriental soltaron las cadenas que les habían estrangulado durante tantos años. Fue la televisión de la RDA, en efecto, la que empezó las investigaciones de la corrupción del régimen de Erich Honecker, el cual ahora espera su proceso, acusado de traición. Por primera vez en su historia, los alemanes orientales prefieren ver sus propios canales de televisión, y con razón: hay toda una serie de programas como «Aktuelle Kamera» que tratan de temas antes «intocables» como el aborto.

Los propagandistas comunistas como Karl Eduard von Schnitzler, qué había lanzado su propio programa, «Der Schwarze Kanal» (El canal negro) en los años 50 para contrarrestar la influencia de la televisión de la RFA, han sido destituídos de sus puestos. Sin embargo, lo que hay que subrayar es que un visitante a Berlín oriental no se encuentra con una euforia total, sino con inquietud por el futuro, por el grado de control que siguen ejerciendo los comunistas, allí llamados Partido de Unidad Socialista (SED), que bajo Honecker alabó la matanza de los estudiantes desarmados en la plaza de Tiananmen. Inquietud, también, por las consecuencias de una posible reunificación de las dos Alemanias. Lo que sí está claro es que los medios de comunicación en Alemania oriental han sufrido una tremenda transformación. Hace meses, periódicos de la iglesia y versiones alemanas de publicaciones rusas fueron confiscados o prohibidos, y varios corresponsales extranjeros, expulsados del país. Ahora, todo ha cambiado. Klaus Wilczynski, corresponsal diplomático y político del diario Berliner Zeitung, me dijo en Berlín oriental que hay «libertad de prensa al 120%. Puedes escribir exactamente lo que quieras». Su periódico desempeñó un papel importante en la revelación de la corrupción de Honecker. HansJoachim Koppe, del diario cristianodemócrata Neue Zeit, está de acuerdo: «Los muchos tabúes que se establecieron han sido demolidos». Este mes, las autoridades de la RDA han anunciado que, desde ahora, los corresponsales extranjeros son libres de viajar donde quieran y hablar con quien quieran.

¿Por qué la falta de euforia generalizada, entonces? Mathias Ebert, alto mando en la televisión, me dijo que temía que las cosas se moviesen demasiado rápidamente: «Quizá nuestra sociedad no esté preparada para tales sacudidas». Los nuevos partidos de la oposición exigen acceso igual a la prensa, radio y televisión, que consideran todavía demasiado controlados por las autoridades. En efecto, a pesar de los enormes avances hacia la libertad de expresión, casi todos los periódicos son propiedad del SED. Pero estos días varios periodistas han asumido el control de un diario regional -Das Volk, en la ciudad de Erfurt en el sur- y han creado, llamándolo Thüringer Allgemeine, el primer periódico reaknente independiente del país, libre de conexión con partidos políticos. Wilczynski me dijo que la Berliner Zeitung «seguramente» haría lo mismo.

07 mayo 2018

La capital del estres

La obra había llegado a su momento cumbre. Juan gozaba en el patio de butacas. Hacía tiempo que no podía disfrutar de una noche de teatro. El silencio en la sala era sepulcral. De pronto se escucharon varios incómodos pitidos provenientes de la chaqueta de Juan. Se puso de todos los colores y salió rápidamente de la sala. Su empresa le requería con urgencia. Juan es uno de los casi 10.000 madrileños stressados que tienen un corazón metálico llamado «busca». Ni que decir tiene que aquel que nunca haya oído hablar de «los buscas» tampoco ha experimentado qué se siente al saberse siempre «localizable» en cualquier punto de la ciudad. El «busca» es un pequeño transmisor de mensajes que funciona con una pila y que emite por frecuencia modulada con un radio de acción de cuarenta kilómetros. Desde el centro de Madrid una persona puede ser localizada en cualquier punto de la ciudad.


La red actual permite «encontrar» al cliente en cualquier ciudad dormitorio cercana. Alcorcón, Leganés, Alcobendas y otros importantes «pueblos» están bajo el tiro de las telefonistas de las empresas de «buscas». Para muchos ciudadanos «stressados» este aparato se ha convertido en compañero inseparable que les recuerda que no tienen derecho a la vida privada. Puede sonar en cualquier momento: en una fiesta, en el baño o incluso en situaciones más comprometidas. Es un invento inglés confeccionado con materiales electrónicos japoneses. En países como Estados Unidos o Inglaterra su utilización es algo tan común como la hamburguesa o un embotellamiento. Los primeros «buscas» aparecieron en Madrid hace tres años. Eran digitales, traídos de la mano de la empresa española Telemensaje, S.A. Esta compañía es en la actualidad la reina de este mercado, ya que afirman que tienen un 50% delos usuarios nacionales. Madrid es, sin duda, la capital de estas conciencias electrónicas. Del total de 20.000 abonados en todo España, más de la mitad se encuentra en Madrid. Los centros de operaciones trabajan 24 horas al día sin interrupción. Una compañía como Telemensaje recibe en Madrid una media de 6.000 llamadas diarias en su centro de la capital de España.

Amparo Piñar, técnico comercial de Telemensaje, afirma que aunque los avances en este sector han sido muchos, de momento sólo las grandes ciudades españolas como Madrid, Barcelona y Sevilla, poseen la cobertura técnica necesaria para satisfacer las necesidades de los usuarios del aparato. En Madrid éstos vienen a ser los mismos que en otros paises y ciudades españolas. Médicos, cirujanos, periodistas, empresarios, ingenieros y abogados, así como las empresas de seguridad, y las de mantenimiento de instalaciones, son las preferidas de los «buscas». Profesionales «esclavas» en las que hay que estar siempre localizable. Los médicos tienen aparatos incluso para ser localizados dentro de los grandes centros sanitarios. El Ramón y Cajal y La Paz tienen sistemas propios para encontrar al personal sanitario. La dinámica de obtención y uso de esta ya reconocida herramienta de trabajo es fácil. Las empresas dedicadas a la venta y distribución de los receptores tiene una amplia gama adecuada a las necesidades del cliente. En los precios también «hay clases». Si lo que pretende es comprar el transmisor, este cuesta alrededor de 32.000 pesetas, precio que podrá variar dependiendo de la sofisticación del modelo. La otra posibilidad es alquilar un receptor, previo pago de 10.000 pesetas. Para todos los usuarios existe una cuota mensual obligatoria desde un mínimo de 3.000 pesetas en adelante.

Una vez satisfecha la elección de su «busca» y los correspondientes pagos, el cliente recibe un número de clave que servirá para localizarle en cualquier momento. La empresa que controla el «busca» posee un centro emisor computerizado, a través del cual se hacen llegar los mensajes al usuario. Amparo Piñar, técnico comercial de Telemensaje, afirma que para el año 1990 habrá que conseguir que los «buscas» puedan cubrir técnicamente todo el territorio nacional, ampliándose el radio de acción de los mismos a unos cien kilómetros. Eso permitirá que puntos de la Comunidad hasta los que ahora no llegan sus señales, como pueden ser algunas zonas de la sierra, podrán recibir el «pitido fatal».

31 marzo 2018

Código descuento Fnac

Huawei ha sacado un nuevo modelo más barato y de grandes prestaciones, es el Huawei P smart, lanzado tras el P10, la marca mantiene su estrategia de lanzar un modelo más económico que atraiga a todo tipo de usuarios, en esta ocasión han preferido retirar la palabra Lite, para nombrar al nuevo dispositivo P smart. Ofrece una pantalla de 5,7 pulgadas, con formato 18:9 y tecnología FullView, con un panel que apura los biseles al máximo. Como resultado se obtiene unos marcos laterales muy reducidos y unos superiores e inferiores muy apurados. Así consiguen ofrecer un móvil económico con un buen aspecto que poco tiene que envidiar a sus hermanos mayores se puede conseguir con el código descuento Fnac un buen precio.



El terminal tiene un conjunto de doble cámara con un sensor de trece mega píxeles capaz de obtener los mejores detalles en las capturas, tiene también modo retrato, tanto en la cámara trasera como en la frontal. En principio parece que en la Cámara apunta maneras, así que si piensas exprimirla al máximo deberás de saber que podrás contar con 32 o 64 gigas de almacenamiento interno que es ampliable con tarjetas microSD de hasta 256 gigas.

Respecto a el rendimiento, este terminal tiene un procesador Kirin 659 de ocho núcleos, no es el procesador más potente de la marca, tampoco tiene funciones de inteligencia artificial, pero sin duda alguna rendirá muy bien para el uso cotidiano que podría darle un usuario sin demasiadas exigencias. Junto a la CPU, se puede disfrutar de 3 gigas de RAM en el caso del modelo de 32 gigas y de cuatro gigas de RAM si es el de 64 gigas.

El teléfono se empezaría a vender el próximo uno de febrero por unos 259€, para completar la carta de presentación de este dispositivo, Huawei ha incluido la última versión de Android en su interior, Oreo, por lo que comenzará a tener el terminal actualizados desde el primer día.

Con la eliminación del término Lite, Huawei comienza una nueva etapa con la misma idea, así que no hay duda de que el teléfono conseguirá muy buenas cifras de venta teniendo en cuenta la herencia que recoge.

Ya se sabe que en el mundo de la moda todo terminan volviendo, y en el de la tecnología parece que también. Lenovo al menos está convencida de ello y está en el CES 2018 luciendo un modelo para su Moto Z que se transportara a tiempos pasados. Pues con la propuesta de un teclado físico de tipo descifrable, capaz de acoplarse en la parte trasera del teléfono, para ofrecerle esa experiencia física que hay mucha gente que añora de los teléfonos actuales.

Pero nada más tocar el terminal te das cuenta de que de nostalgia no se vive, este modelo de Livermorium y Lenovo aún no es su versión final y seguro que de aquí a su lanzamiento, que serán sobre la primavera por 100 $, mejore en algunos aspectos. Uno de ellos es el deslizamiento de la bandeja de teclas, no tan fluido como se podría esperar y haciendo pensar que podría incluso desencajarse de los fines traseros con según qué cantidad de fuerza se le ejerzan para abrirlo.

Las teclas son además muy pequeñas y de pulsación resistente, para una escritura cómoda con el teléfono apaisado, que es la única manera que hay que usarlo. Cabe señalar como aspectos adicionales que tiene una tecla intro que hace las veces de disparador de la cámara del Moto Z y con un LED azul brillante, indicador de estado que confirma que el teclado está conectado. Los caracteres son bastante completos, por lo que si llegas a hacerte con su uso, deberían de ser suficientes para tus largos correos electrónicos.


Habrá que esperar a ver la versión final del accesorio en la que comprobar si por fin han solucionado algunos fallos mostrados en Las Vegas. Seguro que sus más fieles seguidores nos lo podrán contar pronto, aunque yo creo que me sigo quedando con lo virtual.

20 marzo 2018

Préstamos sin nómina

Cuando comienza a realizar un seguimiento de su dinero y planifica cómo va a utilizarlo, es probable que disfrute de una vida menos estresada. Cuando surgen emergencias inesperadas, tener algo de lo que apoyarse hará que sea más fácil retomar el camino, aún cuando lo que necesites sea un préstamo sin nómina y te haga falta con urgencia.

Estas son algunas de las razones por las que el presupuesto es bueno.

Cheques de gastos y ahorros
Una vez que ahorre dinero para gastar y el resto en ahorros, podrá hacer un seguimiento de hacia dónde va su dinero. Esto permitirá ajustes fáciles siempre que sea necesario. Puede optar por invertir, pero debe planificar cuánto desea invertir, de modo que aún tenga un amortiguador para recurrir.

Pone tu dinero bajo control
De alguna manera, las personas gastan mucho más rápido de lo que ganan. El presupuesto le da a la gente la oportunidad de controlar su dinero. Cada vez que necesite gastar, ahora considerará si gastar en placeres a corto plazo es mejor que ahorrar y permitirse un gasto mayor más adelante.

Controla el impulso de derrochar
Diferentes personas tienen diferentes patrones de gasto, y si usted es del tipo que derrocha cada vez, puede presupuestar su dinero de bolsillo para asegurarse de no ir por la borda. De esta manera, podrás comprar algo que te guste después de pensarlo bastante.

Ayuda a mantener sus objetivos enfocados
Como las personas tienden a gastar a diario, al presupuestar aprenderá a ahorrar y no solo a gastar dinero. El presupuesto también permite cumplir con los requisitos cuando tiene recursos limitados.

Ayuda a manejar la deuda
Algunas veces, invertir en tu futuro financiero te pondrá en deuda. El presupuesto le ayudará a ver la cantidad de deuda que se puede contraer de manera realista, lo que le enseñará cómo salir de una deuda incobrable.
El presupuesto le da una idea más clara de lo que está sucediendo con su dinero. Le permitirá abordar problemas potenciales de dinero sin muchos problemas.

Una multa, una factura de la luz más elevada de lo que esperabas, una sección con el dentista; en la vida hay multitud de imprevistos que pueden desestabilizar cualquier economía, incluso de las personas que disponen de un trabajo fijo. En muchos de estos casos resulta más inteligente saldar la deuda cuanto antes, en lugar de esperar a tener el dinero en efectivo por otro medio, ya que cuanto más se tarde en pagar, mayores serán los intereses que te cobrarán de demora.

Sin embargo con uno de los préstamos sin nómina, es posible salir de cualquier apuro económico sin necesidad de esperar a cobrar el sueldo a final de mes. En el caso de las multas, siempre hay un plazo en el que la cantidad a pagar se reduce a el 50% del total de la multa, lo que supone descuento relevante que hay que saber aprovechar en el plazo correspondiente. Sencillamente solicitando un crédito rápido online, cualquier persona podrá saldar su deuda para después devolver el dinero en el momento en el que reciba el ingreso en su cuenta, ya sea una venta, una nómina o similares.

Lo primero que hay que hacer cuando se pretende solicitar un préstamo rápido online es analizar el tiempo en el que será posible devolver el dinero prestado. Cuanto menos tiempo tengamos ese dinero en nuestro poder, menores serán los intereses a pagar, de manera que lo mejor es solicitar el crédito en un plazo lo más corto posible.

Una vez debido el crédito, lo siguiente que hay que hacer es esperar algunos minutos hasta que el sistema determine si el perfil es válido para recibir el dinero solicitado. En el caso de que la respuesta sea positiva, lo único que hay que hacer es esperar el ingreso del dinero en la cuenta bancaria que se haya indicado previamente.


Los préstamos rápidos online, como bien indica su propio nombre, tiene la característica de que son inmediatos, con lo que se puede conseguir el dinero que se necesita para salir de un apuro prácticamente al instante. Préstamos rápidos, el dinero en cuestión de minutos.

La primera fase es introducir los datos de la solicitud, hay que especificar la cantidad de dinero que se necesita, el plazo de tiempo en el que se desea devolver dicho dinero que rellenar personales. Este proceso no suele llevar más de 10 minutos.

La segunda fase es recibir la aprobación o denegación del crédito. Esta es la más importante de todas, ya que es la que decide si el usuario es válido o no para recibir el dinero prestado que ha solicitado. El plazo de tiempo de esta fase depende de la gente prestamista al que se haya recurrido. Lo más habitual es obtener una respuesta automática en sólo unos minutos.

La tercera y última fase es recibir el dinero en la cuenta bancaria. En el caso de que la solicitud del préstamo haya salido aprobada, la siguiente fase consiste en esperar a recibir el dinero en efectivo en la cuenta bancaria escogida. Esta última fase depende mucho del banco al que corresponda a la cuenta del usuario. Por lo general el ingreso se realiza en menos de 24 horas después de que el crédito urgente haya sido aprobado.

Se puede comprobar que solicitar un crédito urgente es algo que requiere sólo unos minutos, por si esto fuera poco, el dinero se ingresa prácticamente al instante una vez se obtiene la aprobación crediticia.

Los minicréditos son una alternativa que ofrecen los bancos para ayudar a salir del paso, normalmente la tarifa establecida para estos mini-créditos es implantada por los bancos, suelen ser casi siempre por pequeñas cantidades de dinero. A mucha gente le encanta esta alternativas pues así pueden solventar los pequeños gastos que puedan surgir.

Hay muchas maneras de poder pagar nuestras deudas, en internet se están ofreciendo miles de consejos de cómo pagarlas y de esta forma poder salir del apuro con éxito.

La economía es muy vulnerable, o sea, podemos verla afectada por cualquier pequeño error de financiación que puedan tener nuestros proveedores económicos o nuestros trabajos. 

Los préstamos rápidos online tienen una finalidad específica, que no es otra que solventar los imprevistos que puedan ocurrir, estos pueden tener hasta 3 meses para pagarlos dando así una comodidad difícil de superar, dichos créditos tienen una cantidad desde los 80000 euros hasta los 10.000 euros y muchas veces hasta más, la cantidad depende siempre del banco, estos préstamos sirven también para solucionar problemas de liquidez o pagar gastos con los que no contábamos, en resumidas cuentas son muy útiles.


Las principales compañías que ofrecen préstamos al momento son instituciones privadas como bancos, ellos utilizan estudios económicos para establecer un porcentaje de aceptación del préstamo, nosotros podemos beneficiarnos de los diferentes tipos de préstamos sin nómina que estas instituciones ofrecen y así poder decidir cual se ajusta más a nuestra economía personal.

Préstamos a corto plazo, son unos créditos muy solicitados, pues sacan de apuros, pudiéndose devolver en cómodas cuotas, estos créditos rápidos a corto plazo no suelen ser muy grande, son créditos para cantidades de dinero pequeñas, la cantidad dependerá de que banco utilices.

Si eres trabajador de una empresa, tienes una buena oportunidad de solicitar créditos rápidos, tanto a la empresa como a cualquier banco, ya que a los trabajadores de empresas los bancos suelen ofréceles mejores ofertas de créditos, la puntualidad de los pagos juega un papel muy importante ya que ellos lo toman muy en cuenta al momento de proveer los créditos, si contamos con una buena reputación y una buena puntualidad nos ofrecerán mejores y mayores oportunidades de obtener un préstamo.

Cuando solicitemos cualquier tipo de crédito o préstamo bancario, es preciso tener en cuenta cual va a ser la finalidad de dicho préstamo, no es recomendable que se soliciten créditos por placer, pues habitualmente esto suele traer más deudas, es prudente que los créditos se utilicen de manera consiente. Existen multitud de créditos por lo que optar como por ejemplo.

15 marzo 2018

Santos con amor y con sexo

Gracias a un ordenador y a su bíblica paciencia, Eliyahu Rips, un sabio matemático israelí, pretende haber descubierto las claves secretas del destino de la Humanidad en el libro más antiguo y más sagrado del mundo: la Biblia.

Para encontrar este código secreto del Antiguo Testamento, el investigador judío ha empleado más de 20 años y unos ordenadores superpotentes. Pero al final, su esfuerzo se vio recompensado al descubrir el código de la «profecía total». Es decir, con el código descubierto por el sabio israelí la Biblia se transforma en el libro que contiene información no sólo sobre todo lo que ha pasado en la Tierra desde que se escribió, sino también sobre todo lo que ocurrirá en adelante. Y, además, con una precisión total. Desde la conquista del poder por Adolf Hitler hasta el alunizaje del Apolo, pasando por la guerra del Golfo o el reciente asesinato del primer ministro israelí, Isaac Rabin, todo está en la Biblia.

El genial descubrimiento lo dio a conocer en un libro, que acaba de publicarse en Francia, el periodista norteamericano Michael Drosnin. El libro se titula La Biblia: código secreto (editorial Laffont) y, como no podía ser menos, sus aportaciones han captado inmediatamente el interés de los medios de comunicación.

Drosnin es un antiguo periodista de The Washington Post y The Wall Street Journal, dos periódicos serios. Se trata de un profesional avezado y, como buen periodista de investigación, más bien escéptico y nada dado a caer en el misticismo o en el esoterismo. Por eso, una vez que descubrió la existencia del matemático Rips y los resultados de su investigación, pasó cinco años sometiendo los análisis del científico judío al tamiz de los mejores especialistas en cálculo de probabilidades y física cuántica.


Esos cinco años dedicados a la tarea del contraste le han llevado a la conclusión de que los trabajos de Rips son inatacables y que, por lo tanto, debajo de la Biblia hay otra Biblia. Es decir, que el texto hebreo del Antiguo Testamento contiene toda un tupida red de palabras y de frases, casi en forma de crucigramas, que revelarían todos los grandes acontecimientos de la Humanidad desde los tiempos de Moisés y que, además, anunciarían los grandes hitos del futuro del hombre.

Este conjunto de criptogramas, formados por sopas de letras y crucigramas pluriformes e interconectados, funcionarían como un programa informático interactivo en constante evolución y de una sofisticación sobrenatural. «Algo tan extraño para nosotros hoy como lo hubiera sido un ordenador para los nómadas del desierto de hace tres mil años», escribe Drosnin.

Desde siempre, la Biblia ha sido, es y será el libro más estudiado de la historia. Miles de exégetas y biblistas católicos, ortodoxos y protestantes han entregado su existencia a descifrar sus contenidos. Hay grandes especialistas en Sagrada Escritura que dedicaron lo mejor de su vida profesional a estudiar una tilde o una coma del texto sagrado. Los cabalistas y los alquimistas de la Edad Media también quisieron hacer hablar a la Biblia.

Un ejército de estudiosos ha intentado desde siempre encontrar la clave que aclarase las metáforas sibilinas de los antepasados de las tres grandes religiones del Libro (cristianos, judíos y musulmanes). El mismo Newton se obsesionó con probar que el universo era un gigantesco criptograma puesto en marcha por el Todopoderoso.

Sin embargo, el primero que consiguió algunos resultados en esta ardua tarea fue un rabino de Praga. Este rabino, que vivió en la capital checa en los años 30, descubrió que, en los cuatro primeros libros de la Biblia (Génesis, Exodo, Números y Deuteronomio), si comenzaba en un determinada letra, saltaba cincuenta, retenía la siguiente y volvía a saltar otras cincuenta, y así cuatro veces seguidas, obtenía siempre la palabra torah, que en hebreo significa ley o Pentateuco, los cinco primeros libros de la Biblia que contienen la ley, según los judíos.

Pero contando a mano, el rabino checo no podía ir muy lejos. «El código de la Biblia tenía una cerradura de efectos retardados, que sólo se podría abrir cuando apareciesen los ordenadores más potentes», matiza Drosnin. En cualquier caso, el rabino checo había descubierto, por vez primera, el arma mágica capaz de penetrar en los arcanos del Creador, ocultos entre la infinidad de palabras y caracteres existentes en la Biblia.

Eliyahu Rips retoma el descubrimiento de su colega checo, introduce en la memoria de su potente ordenador todos los caracteres del Antiguo Testamento y los transforma en una sola serie continua de letras, que consta de 304.805 unidades. El ordenador, partiendo de la primera letra, busca todas las secuencias alternativas significativas posibles, es decir, las palabras que aparecerían si se leyese el texto saltanto los intervalos de una, dos, tres, cuatro letras... y así sucesivamente. El ordenador recomienza entonces por la segunda letra y así sucesivamente. Siguiendo este proceso, el sabio judío encontró muchas más palabras codificadas que las que prevén las estadísticas, según las leyes del azar.

A continuación, Rips decidió interrogar al texto sagrado e introducir en su programa el nombre de 32 celebridades de la historia, así como la fecha de su nacimiento y de su muerte. El matemático repitió la misma operación con la novela Guerra y Paz, de Tolstoi. Las probabilidades que tenía de encontrar información por azar eran de una sobre 10 millones. El ordenador trabajó durante 444 horas y encontró una primera combinación aleatoria en la Biblia.

El sabio judío decidió comunicar el resultado de sus investigaciones a la revista Statiscal Sciences, así como a los departamentos de especialidades en el cálculo de probabilidades de universidades americanas, como Yale o Harvard.

Después de muchas controversias y comprobaciones mil, el informe fue publicado. Sus adversarios se refirieron al hallazgo con sustantivos poco amables como estafa y timo, pero los resultados que presenta Rips son incontrovertibles.

Por ejemplo, descubrió, con seis meses de antelación, que Bill Clinton iba a ser el ganador de las elecciones norteamericanas. En la Biblia, aparece también Nixon y, a su lado, la frase «fue expulsado». La «gran depresión de 1929» aparece conectada con «hundimiento económico». El primer paso del hombre sobre la Luna aparece codificado como «nave espacial» y «Apolo 11», en el libro del Génesis (15, 5), donde Dios le dice a Abraham : «Mira al cielo y cuenta las estrellas si puedes». Y el campo de exterminio de Auschwitz aparece codificado como «solución final» y «zyklon B»

En otro pasaje aparecen las palabras «Husein», «Scud» y «misil ruso». Y más aún, la fecha del 18 de enero de 1991, el día en que Irak lanzó su primer misil contra Israel.

Y es que la descodificación permite acceder no sólo al conocimiento de los hechos, sino, incluso, a toda una serie de detalles de los mismos. Por ejemplo, en el mismo versículo donde aparece el nombre de Rabin al lado de la sentencia «el asesino asesinará», está también el lugar (Tel-Aviv) y la fecha del atentado que le costó la vida al primer ministro judío. Más aún, en las proximidades aparece «Amir», el nombre del asesino.

¿Impostura, falsificación, estafa o uno de los mayores descubrimientos científicos de los últimos tiempos? ¿Eliyahu Rips es un genio o un genial impostor? ¿No será su teoría el delirio de un informático víctima de la fiebre milenarista que nos invade?

El español Julio Trebolle, uno de los mejores escrituristas del mundo, especialista en los manuscritos del Mar Muerto, apuesta por la estafa. Trebolle, que pasó muchos años investigando en Jerusalén y actualmente dirige el Instituto de Ciencias de la Religión de la Universidad Complutense, afirma: «Científicamente no tiene valor alguno. La ciencia filológica e histórica no permite algo así. Es como meter La Ilíada en el ordenador y saber quién va a ganar las pasadas o las próximas elecciones griegas».

Al célebre exégeta español, el descubrimiento de Rips, divulgado por Drosnin, no le ofrece credibilidad alguna. «Cuando surge un descubrimiento de estas magnitudes, lo que la comunidad científica seria hace es presentarlo en congresos internacionales y en revistas especializadas, que son los auténticos filtros de la ciencia. Además, en este mundillo nos conocemos todos y Rips no figura entre los grandes científicos o estudiosos de la Biblia. En definitiva, un montaje más, del que seguramente hablarán más los medios de comunicación que de los descubrimientos serios». En cambio, Robert J. Auman, uno de los expertos mundiales en la teoría de los juegos, miembro de la Academia de las Ciencias de Estados Unidos y de Israel, declaró solemnemente ante esta última institución : «El código de la Biblia es un hecho constatado. Estadísticamente, los trabajos de Rips van más allá de lo que se suele exigir de ordinario. No hay nada comparable a sus investigaciones en la ciencia moderna». La Biblia es grande ¿será Rips su profeta?

La Biblia está de moda. Si el sabio judío Rips ha encontrado su «código secreto», el periodista Marco Schwartz se ha adentrado en sus intimidades para descubrir «el mayor culebrón que se haya escrito jamás». Su libro, Los amores en la Biblia (Temas de Hoy), pone al descubierto la concepción del amor y de la sexualidad que impera en los libros sagrados, echando por tierra más de un tópico.

Por ejemplo, la Biblia, según el autor y en contra de lo que pudiera pensarse, presenta como algo positivo no sólo el amor, sino también la práctica del placer y la sensualidad. Sus páginas «están aborrotadas de las más vibrantes historias de amor, en las que no falta el sexo, la seducción, el erotismo, los celos, la traición y todos los demás elementos que conforman el agitado mundo de las pasiones».

Tanto es así que algunos de los personajes bíblicos más famosos recibirían hoy el calificativo de auténticos obsesos sexuales. Ahí están las hermanas Raquel y Lea, «disputándose como fieras el amor del patriarca Jacob, esposo de ambas»; o el juez Sansón, que «terminó mal sus días por confiar el secreto de su fuerza descomunal a su amante, la pérfida Dalila», o la hermosa Ester, que «logró encandilar al emperador persa Asuero, el hombre más poderoso de la tierra»; o el rey David, que «preñó a la esposa de un soldado de elite de su ejército y, después, para salir del lío, envió al militar al frente más peligroso de la guerra para que muriese en combate».

Más aún, las mismas relaciones entre Dios y el pueblo de Israel aparecen descritas «como un tempestuoso romance entre un hombre y una mujer». Y todas las grandes figuras bíblicas se muestran como seres profundamente humanos y estremecidos por las más tormentosas pasiones.

El rey Salomón, al que, según las Escrituras, Dios distinguió con el don de la sabiduría, tuvo nada menos que 700 mujeres de sangre real y 300 concubinas. Y tanto amó a todas ellas el enamoradizo rey de Israel que se arriesgó incluso a desatar las iras de los Sumos Sacerdotes al erigir altares a los dioses de las mujeres de su harén.

Jacob, para poder casarse con su «muy esbelta y hermosa» prima Raquel tuvo que trabajar siete años para su tío Labán. Y Tobías arriesgó su vida para casarse con su prima Sara, acostándose con ella a pesar de que sus siete anteriores maridos habían muerto la noche misma de la boda, asesinados por un demonio. Pero el amor de Tobías venció al demonio, ayudado por un conjuro hecho a base de hígado, hiel y corazón de pez, que le dió su amigo el ángel Rafael.

Según los autores bíblicos, el amor entra por los ojos: «La belleza de la mujer alegra el rostro del marido y aumenta en el hombre el deseo de poseerla», dice el Eclesiástico. Por su parte, el matrimonio es, para los israelitas, un simple contrato privado y civil, donde no interviene para nada la casta sacerdotal.

La virginidad de la mujer está asociada a la pureza ritual. Así por ejemplo, el sacerdote sólo podía casarse con una virgen. Sin embargo, la virginidad no era considerada como el estado ideal de la mujer israelita. Más aún, permanecer soltera se consideraba una terrible desgracia para cualquier mujer, ya que no podía tener descendencia y eso era una de las peores maldiciones que podía caer sobre ella.

Si en la noche de bodas el esposo descubría que su mujer no era virgen, podía someterla a juicio público. Los padres de la muchacha exhibirían como prueba las sábanas donde han copulado los recién casados. Si la acusación resultaba infundada, el acusador tenía que pagar una mula de cien monedas de plata al padre de la joven por haberla difamado. En cambio, si tenía fundamento, la muchacha era lapidada.

Y es que, entre los judíos, no se juega con las cosas del amor. Otro ejemplo: si una joven virgen estaba prometida a un hombre y era sorprendida mientras yacía con otro en la ciudad, ambos serían apedreados hasta la muerte. Pero si eran sorprendidos en el campo, sólo moriría el hombre, pues se presumía que la mujer gritó pidiendo auxilio sin que pudiera ser escuchada.

El Deuteronomio (25,11-12) llega a prescribir que si dos hombres están peleando, y la mujer de uno de ellos, para librar a su marido de los golpes del otro, agarra a éste por sus partes, se le cortará a ella la mano.

La unión carnal con alguien del mismo sexo era una «abominación», penada con la muerte. Y lo mismo sucedía en el caso de la unión con animales. Aunque en un reciente debate en el Parlamento israelí, una diputada, partidaria de reconocer los derechos de los gays, se atrevió a afirmar que el rey David, una de las figuras estelares de la historia judía, «fue homosexual, al menos en un momento de su vida» y que su amante fue Jonatán. Y es que, en la Biblia, hay de todo: lo divino y lo humano.

07 marzo 2018

Las mafias de los delitos monetarios

Blanqueo del dinero del narcotráfico; manipulación de precios bursátiles; préstamos exteriores que ocultan ampliaciones de capital; otros préstamos realizados como preparación de estafas; más blanqueo de dinero, a través de la compraventa de oro y joyas, o fraude del IVA generalizado de las comercializadoras de productos informáticos.

Esta es una simple muestra de los sofisticados delitos económicos sin sangre que el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) ha descrito en su primera memoria sobre el ejercicio de 1996. Esta comisión está adscrita al Banco de España.

Operación mezquita, este es el nombre de una de las actuaciones más importantes culminadas por la Brigada de Investigación de Delitos Monetarios -alertada por el Sepblac- contra un grupo organizado que llegó a blanquear en España hasta 1996 unos 30.000 millones de pesetas, procedentes del tráfico ilegal de hachís y del contrabando de tabaco.

El blanqueo de capitales se realizaba mediante la mezcla del dinero procedente de actividades delictivas con otro originado en el comercio de metales preciosos, a través de una de las firmas más importantes de Andalucía en este sector.

En otra de las operaciones policiales culminadas con éxito, y gracias también a la información facilitada por las entidades de crédito, principalmente, el Sepblac puso a disposición de la Fiscalía Especial para la Represión de los Delitos Monetarios una trama de empresas comercializadoras de productos informáticos que defraudaba inmensas cantidades del IVA.


Estas sociedades, constituidas con un capital mínimo de 500.000 pesetas, estaban domiciliadas en su mayoría en Madrid y Barcelona. Aunque el informe está redactado en pasado, las actuaciones continúan. Las transferencias investigadas, sobre todo con destino a EEUU, superan los 45.000 millones de pesetas.

Hay múltiples casos, hasta completar una lista de 1.942 actuaciones, en las que la policía ha terminado por intervenir. Las áreas de negocio van desde la hostelería, sobre todo en la Costa del Sol, y su relación con grupos mafiosos, hasta diversas organizaciones especializadas en blanquear dinero negro o la supuesta importación de pescado o madera.

Se llega, incluso, hasta a simular completamente la actividad empresarial. Este es el caso de una sociedad que operaba bajo la cobertura de la importación de artículos de regalo, realizando múltiples transferencias a Honk Kong, Taiwan o algunas ciudades de EEUU. En realidad, sólo estaba registrada -y ni lo desarrollaba- para el asesoramiento técnico en la ejecución de obras y reformas inmobiliarias.

La memoria de la comisión del Banco de España no facilita el nombre de afectados, ni el monto de los bienes incautados, ni si los casos se han cerrado. Además, reconoce la dificultad de perseguir delitos tan complejos y con ramificaciones internacionales sin un organismo mundial que coordine a las policías y a los jueces.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...